Alicante, España, Viaja

Las famosas Calas de la Costa Blanca

La Costa Blanca nunca decepciona y es un buen destino si vas justo de presupuesto.

Todo tipo de personas la eligen para pasar ya sea un fin de semana o sus vacaciones de verano, familias, jóvenes y los no tan jóvenes también.

Pero al caso, que hoy te voy a hablar de las calas, algunas de ellas famosas ya en Instagram, pero que merecen que las visites AL MENOS una vez.

Estás list@?  Comenzamos!!!

1. Cala dels Testos o los Tiestos

Sí, en la Comunidad Valenciana Testos quiere decir Tiestos, y.. a qué se debe su nombre? te preguntarás, pues en esta pequeña cala hay una cueva en la que los marineros antiguamente dejaban un tiesto para recoger el agua que caía de la cúpula de la cueva.

Pero bueno vamos a lo interesante, esta cala es algo peculiar por la forma de acceder a ella. Tendrás que dejar el coche en el parking (que como no, tendrás que llegar pronto para poder aparcar, ya que desde ese parking se accede a otras dos calas más lo que implica mucha gente y poco sitio).

Desde este parking verás un poste con información de esta cala y junto a él unas escaleras por las que… EMPIEZA LA AVENTURA!!

El camino desde el aparcamiento hasta la cala es de 1km peeroooo, es un camino de rocas, piedras por lo que no llano, tendrás que llevarte unas buenas zapatillas, y ahora viene lo mejor, cuando ya llegas casi al final del camino, te encontrarás con tres descensos de cuerda que se encuentran bastante bien sujetas a las rocas por ahí tocará bajar.

Te cuento mi experiencia, yo en la vida he hecho escalada ni cosa similar, el primer descenso que no es difícil, para mi fue el más “complicado” o en el que más nerviosa estuve, lo primero por que era la primera vez que hacía algo así y no tenía ni idea. Tuvimos la suerte o la no tan suerte de que delante nuestra iba un grupo algo numeroso, por lo que a mi me vino genial para fijarme dónde iban apoyando ellos los pies (SUERTE), lo malo, que hasta que bajaron todos pues estuvimos 1h hasta poder llegar a la calita (NO TAN SUERTE).

Por lo que los dos siguientes descensos, los hice mucho más segura, y en un abrir y cerrar de ojos. La tercera bajada es la más complicada porque es un poco más grande que las anteriores y a la mitad, es prácticamente vertical, pero si te vas fijando bien en los recovecos que tiene la roca, no hay problema alguno. Y la subida, para mi mucho más fácil, que tenía yo cosilla por si me fuera a pesar el culo pero nah!

IMPORTANTE: como ya sabéis cómo se accede, intentad ir lo menos cargado, una mochila y ya!, había gente que se llevaba neverita o sillas.. es un jaleo, quizá una sombrilla puedas bajarla medianamente fácil, lanzándola o pasándosela al primero que baje pero bultos más grandes cuidado…

La cala es de piedras y piedras grandecitas por lo que un par de toallas para amortiguarlas no estarán de más, y olvídate de la sombra porque o llegas de los primeros y te pones en algún lateral de la cala (que al ser pequeña se encuentra entre montañicas y se forma una ligera sombra a los lados) además en el estremo derecho hay una pequeña cueva, pero si no date por guiri ese día y mucha cremita!!

2. Cala del Moraig

Desde la cala anterior se puede ver perfectamente esta otra.

El año pasado a causa del covid, era necesario reservar pero este año si llegas pronto no tendrás problema pues han puesto aforo de 700 personas, por lo que tocará madrugar un poquito para pillar un buen sitio o hacer como nosotros que fuimos a última hora y estaba suuuper tranquila eso si, a última hora olvidate de que dé el sol.

Esta cala tiene una cuesta bastante empinada para acceder a ella, creo que ahora dispone de un autobús lanzadera gratuito que te baja hasta la misma cala, dispone también de un chiringuito y hamacas con sombrillas de alquiler.

Siento desilusionarte pero también es de piedras, algo más pequeñas que la anterior pero haberlas haylas, es más, de todas las calas de las que os voy a hablar hoy, ninguna es de arena, así que ESCARPINES para la maleta!

Como os comentaba, esta cala es cada vez más conocida, y como no tienes que descender por cuerdas, pues mucha más gente la prefiere para pasar el día.

Al lado derecho de la cala hay una pequeña cueva conocida como Cova dels Arcs formado por rocas cuyo acceso ya está cerrado pero años atrás muchas personas iban allí para sacarse la #picoftheday.

Otra cala a la que puedes acceder y de la que verás indicaciones es la Cala Llebeig, situada entre las dos anteriores. Para llegar a ella tendrás que realizar una ruta de unos 2km o 1,5km. Esta supongo que estará menos concurrida que la de Moraig pero un poquito más que la del Testos. En nuestro próximo viaje la visitaremos, ya que en este no nos dio tiempo.

3. Cala Tio Ximo

Esta Calita es muy pequeña y las veces que la hemos visitado ha sido al final del día, por lo que siempre que hemos ido había poca gente.

Se encuentra situada pasadas las playas de Poniente y Levante. Para no variar, también es una playa de piedras y aunque sea tan pequeñita, dispone de un socorrista.

Esta playa es perfecta para hacer snorkel puesto que hay un montón de pececillos que nadan junto a ti y entre tus piernas. Verás también algún que otro pescador en las rocas del fondo.

El parking va desde arriba del camino, (una explanada de arena) y continua por la cuesta que llega hasta la cala, verás un montón de coches aparcados durante la bajada.

4. Cala la Granadella

Volvemos a Jávea, para presentaros esta cala de aguas turquesas en las que podrás realizar deportes como kayak y comer en uno de sus dos restaurantes que están a 10 metros de la playa.

Nosotros nos decantamos por La Bandideta, que era muy pintoresco y la comida no nos decepcionó, una paella para 4, jarra de sangría, copa de cerveza, patatas braviolis y pan con ali oli por unos 24€ por persona, un día es un día 😉 Pero he de decir que sÍ que tardaron un poquito en servir la comida.

El parking! Menuda odisea.. He de reconocer que fuimos a una hora un poco mala, llegar un domingo a la 13:00 a esta cala.. pues no fue una buena opción, peeeero si hubiéramos llegado 30 min más tarde no hubiéramos tenido problema en aparcar.

Aquí el parking va al contrario que en todas las anteriores, si en las anteriores eran cuesta abajo, esta subía, subía y subía, no tenía fin, y con la suerte que tenemos nosotros aparcando pues,  arriba del todo jejeje, eso sí, las vistas de la cala desde arriba, no te las quita nadie!!

Es un buen sitio para pasar con niños o en familia, y si, también es de piedras!!

5. Cala Portitxol

A 16 min de Jávea, se encuentra esta otra cala, repleta de casita de marineros con puertas azules.

Te suena verdad? Efectivamente, toooooodas esas fotos que has visto en Instagram en la que aparecen junto a una puertecita azul, esta es la famosa CALA.

Cala de piedras, no perdamos la costumbre y con un chiringuito/ restaurante.

Es bastante amplia pero no quiero ni pensar cómo se pondrá en verano.

Nosotros la visitamos en diciembre por lo que por probar no probamos ni el agua, pero disfrutamos de una mañana tranquila sentados en las piedrecitas junto a la orilla.

6. Cala Blanca

A 13 min de la Cala del Portitxol, se encuentra Cala Blanca (nosotros hicimos dos en uno ese día, aprovechamos y vimos las dos.) Esta cala es todo rocas y cuando fuimos hicimos un pequeño recorrido en el que por muchos sitios había un cartel de “peligro desprendimiento”.

Por lo que.. si vais, cuidado.

Aunque sea toooda rocas y piedras, tiene su encanto. Hay un pequeño agujero en una de sus piedras por la que puedes pasar, mini túnel!

Y creo que también es de las mejores calas para hacer snorkel y disfrutar de los pececillos, si tienes suerte quizás hasta veas un pulpo!!

Tiene el paseo marítimo muy cerca por lo que podrás dar un paseo o ir a comer por la zona.

7. Cala el Racó

Nos movemos a Calpe, justo debajo del super Peñón de Ifach, que ya hablaré de este en otro post, el lado del peñón que da al puerto, se encuentra esta pequeña cala, que a menos que quieras hacer cola, te recomiendo que vayas o a primera hora o a última.

Una cala con un pequeño puesto de helados, un socorrista, muchos muchos peces y con buzos, lo que lees, en Calpe te ofrecen cursos de buceo para que disfrutes de la fauna marina de la que dispone esta cala.

Nosotros que desconocíamos dicha actividad nos llevamos nuestras gafas de snorkel, puedes también llevarte las de nadar de toda la vida y lo ves igual, pero a una distancia un poquito más lejana.

Además, si luego quieres subir el Peñón, esta cala es perfecta porque está justo al lado y además, subir después de un buen chapuzón lo agradecerás.

8. El Portet Moraira

A esta playa, recuerdo el ir de pequeña y se me quedó la imagen grabada del agua cristalina.

El Portet es la playa más conocida y principal de Moraira, por lo que muy concurrida, pero sus aguas cristalinas prometo que merecen la pena.

Es una de estas en las que no te pueden faltar las gafas de snorkel ni la GoPro.

Fuente: Google

Con un montón de restaurantes para elegir dónde comer una buena paella y para disfrutar en familia aunque estéis cual lata de sardinicas en la playa, Alicante es lo que tiene.

Para aparcar.. hay algún que otro parking de arena, pero no recuerdo si eran gratuitos o tenías que soltar algún duro, haber si tienes más suerte y lo encuentras junto a la playa.

Y hasta aquí las calas que no pueden faltar en tu viaje a Alicante!

Si te ha gustado el post, ¡COMPARTELO! Que no hace falta irse al paraíso ni gastarse una pasta para disfrutar de unas playas y calas de ensueño, en España lo tenemos.

Yai.

4 comentarios en “Las famosas Calas de la Costa Blanca”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s